Tlaskamati

lunes, 28 de febrero de 2011

Calderón, Soldado de Televisa: Granados Chapa

Presentación de El Sexenio de Televisa


“El Habitante Principal de Los Pinos se ha Convertido en Soldado de Televisa”: Granados Chapa

Durante su periodo como presidente de Televisa, Emilio Azcárraga Milmo, El Tigre, estableció que esta empresa era “un soldado del presidente”, pero ahora los términos se han invertido: “dada la obvia inclinación militar de quien ostenta el Poder Ejecutivo, podría decirse que el habitante principal de Los Pinos es un soldado de Televisa”, advirtió el periodista Miguel Angel Granados Chapa.

En la presentación del libro El Sexenio de Televisa, en el principal Salón de Actos del Palacio de Minería, Granados Chapa hizo una amplia exposición sobre el contenido de la obra escrita por Jenaro Villamil y ambos abundaron sobre el conflicto reciente entre Telmex, de Carlos Slim, y la empresa dirigida por Emilio Azcárraga Jean.

Granados Chapa recordó que Slim pasó de ser el segundo socio mayoritario de Televisa y acreedor de Azcárraga Jean a través de Inbursa, a convertirse en el principal adversario de la empresa que controla la televisión comercial en México.

Cuando Slim poseía el 49 por ciento de las acciones de Cablevisión, filial de Televisa en televisión por cable, a la empresa de Azcárraga Jean no le preocupaba que el dueño de Telmex pudiera violar el candado de su título de concesión que le prohíbe dar servicios de televisión. Ahora, a raíz de la sociedad de Telmex y MVS en Dish México, la disputa entre ambos consorcios se ha concentrado en el terreno de la televisión satelital, donde Sky ya perdió su condición hegemónica.

“Dish-México le ha mermado el servicio a Sky. Televisa ha inventado un conflicto y demandó a Telmex”, advirtió Granados Chapa.

Con ironía, el autor de Plaza Pública y reconocido con la medalla Belisario Domínguez por el Senado de la República, comentó que ahora se equipara a Slim como un empresario igualmente de peligroso que Andrés Manuel López Obrador.

Ante más de 400 asistentes a la presentación del sábado 26 de febrero, en el marco de la Feria Internacional del Libro, organizada por la UNAM, Granados Chapa repasó el contenido de la obra de Villamil y destacó las prácticas de linchamientos mediáticos recientes, realizada por la televisora para defender sus intereses.

La publicidad gubernamental al quite

En su exposición, Villamil aportó los datos sobre el peso el volumen de recursos que ha representado la inversión publicitaria de Telmex y Telcel en la televisión abierta. Tan sólo en 2009, Telcel era el segundo cliente privado en importancia con una inversión de 2 mil 356 millones, mientras Telmex invirtió 1 mil 117 millones de pesos. Entre ambas empresas invirtieron casi 3,500 millones de pesos.

De estos recursos, entre el 75 y 80 por ciento de los recursos se destinaron a los canales de Televisa, según los datos de KP Central Media.

Ese mismo año, el gobierno de la República invirtió 4 mil 586 millones de pesos, convirtiéndose en el principal anunciante en la pantalla comercial, es decir, casi 1 mil millones de pesos más que lo invertido conjuntamente por Telmex-Telcel.

“Es previsible que frente a la suspensión de los anuncios publicitarios de las dos grandes empresas de telecomunicaciones de Carlos Slim, el gobierno de la República, con recursos que pertenecen al erario público, es decir, a la nación, salga al quite para que Televisa y TV Azteca no se vean afectadas”, advirtió Villamil.

En el fondo, advirtió el autor, lo que Televisa ha logrado durante el gobierno de Calderón es consolidar su condición de monopolio de contenidos, ya que domina tanto la televisión abierta como la televisión restringida (por cable e internet) y ninguna otra empresa radiofónica o televisiva puede pelearse con esta empresa porque sus señales se bajarían de las señales de Sky, Cablevisión o Televisa Monterrey.

Escrito por arturoloria el 28 febrero 2011 en Periodismo

… así concluye el mes del amor…


El pacto de Calderón

A menos de que ocurriera algún inesperado cambio de último minuto, la cumbre de este jueves en Washington entre Barack Obama y Felipe Calderón será más de lo mismo. De nueva cuenta seremos testigos de un desigual trueque de huecos elogios del estadunidense para su homólogo mexicano a cambio de un servilismo total de éste último a los mandatos del gobierno del norte.

Los recientes cables de Wikileaks, entregados directamente a La Jornada por Julian Assange, revelan que el origen de este estancamiento en la agenda bilateral es un pacto secreto entre Calderón y el gobierno de los Estados Unidos. A cambio de que Calderón abdicara de su responsabilidad de defender los connacionales del otro lado de la frontera, EU se comprometía a apoyar de manera personal al presidente mexicano en su cruzada contra las instituciones democráticas y las fuerzas políticas de oposición en el país.

Los cables revelan que incluso desde el 10 de enero de 2006, un día antes de que Calderón registrara su candidatura presidencial, el panista se reunió con el entonces embajador estadunidense Tony Garza para rendirle pleitesía. Calderón demostró una vez más que comparte nuestro punto de vista sobre todos los asuntos desde la migración hasta política de competencia y la seguridad fronteriza, informó un Garza sumamente complacido en un cable confidencial (06MEXICO255), donde también señala que el candidato presidencial prometió proveer continuidad en todas las iniciativas claves de EU en proceso en México.

En aquellas fechas, el Senado de Estados Unidos discutía la agresiva ley Sensenbrenner, aprobada a finales de 2005 por la Cámara de Representantes, que ordenaba la construcción de un amplio muro fronterizo y criminalizaba al extremo a los indocumentados. Asimismo, apenas diez días antes del encuentro Calderón-Garza un migrante mexicano de 18 años había sido ultimado de un disparo en la espalda por un agente de la Border Patrol. A Garza le dio un gusto enorme confirmar que en lugar de insistir en estos temas incómodos y defender enérgicamente los intereses de México, Calderón buscaba replantear el debate en términos constructivos, lo cual implicaba asumir que México, y no EU, era el principal responsable de la problemática migratoria por no haber creado las oportunidades necesarias para mantener a sus ciudadanos en su país de origen.

Siete meses después, en una reunión el 2 de agosto, en el contexto de la movilización poselectoral, Calderón ratificó su abdicación en el tema migratorio, con tal de acarrear el apoyo estadunidense en ese momento delicado, al enfatizar que no quería que la relación con EU se atorara en un debate monotemático sobre la migración (cable 06MEXICO4310). Ya como presidente electo, y en el contexto de una cena privada entre Garza y Calderón en el domicilio particular del mexicano celebrado el 27 de septiembre, Calderón le juró de nuevo al embajador que cumpliría con su compromiso de no convertirlo (el tema de la frontera y la migración) en un asunto central de la relación bilateral (cable 06MEXICO5607).

En otras palabras, desde antes de asumir el cargo, Calderón abdicó de su obligación de defender a los mexicanos que buscan cruzar y que ya residen en Estados Unidos. Por ello, no es ninguna sorpresa que en los pasados cuatro años la situación para los connacionales que residen del otro lado de la frontera solamente haya empeorado, con múltiples asesinatos en la frontera, un sensible aumento en las deportaciones y cada día mayor maltrato para los migrantes.

A cambio de este claro entreguismo, el gobierno de EU ha arropado la figura de Calderón con particular emoción. Una de las primeras demostraciones públicas de este apoyo fue la lamentable e injerencista llamada del presidente George W. Bush a Calderón para felicitarlo el 6 de julio de 2006 al terminar el conteo distrital del Instituto Federal Electoral (IFE). Recordemos que, a pesar de las declaraciones ilegales en aquel momento realizadas por Luis Carlos Ugalde, es el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TE-PJF), y no el IFE, el único órgano facultado para declarar el ganador de la elección presidencial.

En aquel momento todavía quedaban dos largos meses para revisar y calificar la elección. Pero a Bush le importaba más validar lo más pronto posible los compromisos adquiridos con Calderón que respetar la institucionalidad democrática del país. En un cable del primero de septiembre y firmado por Garza, el embajador destaca esta llamada de manera especial como un muy bien inicio para la nueva relación bilateral (Cable 06MEXICO4937).

En este mismo cable, tal como ya lo ha informado Blanche Petrich en La Jornada, Garza señala la extrema debilidad política de Calderón e indica que los asuntos de mayor importancia de EU estarían en riesgo de estancamiento a menos que mandemos una señal fuerte de apoyo, para empujar el equipo de Calderón hacia una transición vigorosa y fortalecer la agenda y el liderazgo del presidente electo. Un detalle adicional: de manera sospechosa, este cable, redactado cuatro días antes de la calificación del TEPJF de las elecciones presidenciales, da por hecho que Calderón será ratificado por el Tribunal y asumirá el poder el primero de diciembre.

Los cables de La Jornada también revelan el profundo desprecio que el gobierno estadunidense siente hacia la izquierda política en México al llamar el acto político de protesta del Partido de la Revolución Democrática (PRD), durante el sexto informe de gobierno de Vicente Fox, un circo de antagonismos en tres pistas. También critica las gesticulaciones dramáticas de Andrés Manuel López Obrador en el escenario político nacional.

Con la divulgación de estos nuevos cables, incluyendo miles que todavía faltan por darse a conocer, La Jornada se coloca como uno de los periódicos de mayor reconocimiento a escala internacional. Asimismo, el contenido de las comunicaciones reconfirma la profundidad de la complicidad del gobierno de Estados Unidos en el actual desastre nacional. Nos demuestra que si México desea avanzar y cambiar de rumbo no será suficiente con cambiar el ocupante de Los Pinos, sino que también habría que modificar de manera radical nuestras relaciones con el vecino del norte. De lo contrario, tal como ha afirmado Pedro Miguel en estas mismas páginas, EU seguirá funcionando como un poder fáctico aún más poderoso que Televisa o que El Chapo Guzmán.

Enlaces: John M. Ackerman

Los cables sobre México en WikiLeaks

Sitio especial de La Jornada sobre WikiLeaks


domingo, 27 de febrero de 2011

Trailer como haiga sido y las restricciones de youtube...

Es posible que este vídeo contenga material marcado por la comunidad de usuarios de YouTube que puede ser inadecuado para algunos usuarios.


El canal 6 de Julio, muestra el trailer de lo que será un documental que refresque la memoria de los Mexicanos, tendremos la gran labor de difundirlo entre todo el pueblo.

Llueve en Coyoacán


Pies pa’ qué los quiero si tengo alas
Frida Kahlo

Es domingo,
un domingo lluvioso de Septiembre.
Estoy con Roberto y mi mujer
en la Casa Azul de Frida Kalho.

La lluvia hace más íntima esta tarde en Coyoacán.

En cada objeto está latiendo Frida.
Miro sus Oleos, los autorretratos desafiantes
y no puedo apartarme de sus ojos,
del arco silvestre de sus cejas,
de su perfil volcánico.

Aquí con el corsé torturador,
allá con un reboso violeta.
En el otro extremo está la hermana,
de belleza distinta,
y su padre siempre pendiente de sí mismo.

La lluvia es de algún modo la memoria.

En la cocina, la arcilla recuerda la ceniza
y el ruido de otros tiempos
donde la sangre indicaba el rumbo de las noches.

Roberto fija cada instante pero el museo se resiste.

Intento imaginar a esta mujer andando por la casa,
imponiendo su furia, sus olores,
sufriendo y disfrutando, las roturas del cuerpo.

Diego no existe en la imagen que esta tarde
me provoca la casa.
Su presencia es accidental, casi foránea.

La lluvia es fina como un polvo de agua.

Cierro los ojos y me llegan los ruidos
de su columna vertebral,
las maldiciones, el temblor del violeta casi ausente,
el tacto áspero y tierno de su bata frondosa,
la música cortante y persistente del azul,
y el olor, en crescendo, a desnudez,
a sexo reclamante, a semen húmedo.

Llueve en Coyoacán.

Frida sale al patio, no tiene el cuerpo roto,
baila desnuda sobre las piedras,
y la ciudad se calla.
La estoy viendo con los ojos cerrados,
la estoy tocando sin el tacto que estorba,
me llega el olor de su piel
tatuada por los vientos de otra edad
donde su corazón fundaba la piedra de los sacrificios.

No quiero despertar.

Si abro los ojos Roberto estará fijando el rostro
de mi mujer junto la foto absurda de Frida en el salón.

No quiero despertar, pero cesó la lluvia
y la ausencia de Frida llena el lecho
donde tantas veces se buscó a sí misma
para dejar sólo retazos suyos
dispersos en las telas
donde creen encontrarla los que pasan.

México, febrero de 2011.

Waldo Leyva

Como un campo de maíz ...Pablo Milanes

sábado, 26 de febrero de 2011

El cambio de algoritmo de Google


Google siempre ha dejado claro que su misión como empresa es "organizar la información disponible en el mundo", ya sean artículos, libros, vídeos, noticias, etcétera. La herramienta más conocida de Google es su buscador (www.google.es), que en España utilizan aproximadamente más del 90% de las personas que realizan una búsqueda de información en Internet.

El principal activo del buscador de Google es el algoritmo que utiliza para ordenar los resultados de búsqueda. La principal característica de este algoritmo es que supuestamente no utiliza la opinión de seres humanos para determinar la importancia de un contenido determinado. El algoritmo se basa en una combinación de factores computables matemáticamente, como por ejemplo la cantidad de sitios web que enlazan a un contenido determinado. Cuantos más enlaces apuntan a un contenido, más importancia le otorga el algoritmo a dicho contenido.

Para una empresa, es fundamental que sus productos y servicios aparezcan en las primeras posiciones del buscador de Google. Esto es garantía de que muchas personas van a acceder a la página web de la empresa.

Precisamente por dicho motivo, algunas empresas intentan aprovecharse de la abrumadora popularidad de Google. Y lo hacen creando páginas web específicamente diseñadas para aparecer en las primeras posiciones de resultados para una búsqueda determinada. A lo largo de los años esto ha significado que para muchas búsquedas, el buscador de Google no ofrece un enlace a la página con el contenido más relevante, sino un enlace a la página mejor preparada para posicionarse. Este fenómeno es una amenaza para Google: si las empresas logran "engañar" al algoritmo, el buscador dejará de ser útil para las personas.

Para responder a este problema y seguir manteniendo el liderazgo en la misión de "organizar la información disponible en el mundo", Google anunció ayer una modificación sustancial de su algoritmo de búsqueda. No es el primer cambio, pero según muchos analistas del sector, es el cambio más significativo de los últimos años.

El nuevo algoritmo introduce criterios de calidad y originalidad del contenido. Es decir, para aparecer en primeras posiciones de resultados de búsqueda, no solo es importante haber sido referenciado por otros sitios web, sino ofrecer un contenido original y de calidad.

Este cambio puede suponer una revolución en el ámbito de la publicación de contenidos. Sitios web de medios de comunicación, por ejemplo, llevan ya tiempo quejándose de que sus contenidos originales aparecen por debajo de otros sitios web que directamente han copiado su contenido. Están en juego millones de lectores, es decir, millones de euros.

Como es habitual, Google no ha desvelado los nuevos criterios del algoritmo, limitándose a comentar que sus pruebas demuestran que tras el cambio, los resultados de búsqueda apuntan a contenidos originales y de mayor calidad.

Algunos analistas opinan que este cambio en el algoritmo supone que Google está aceptando, implícitamente, que su buscador es cada vez menos eficaz, menos útil para las personas. Incluso se apunta que el modelo de basar resultados de búsqueda en un algoritmo puede estar llegando a su fin, y modelos basados en recomendaciones directas de personas (el caso de Facebook o Twitter, por ejemplo) pueden destronar a Google de su reinado particular en la organización de la información.

El tiempo dirá quién tiene la razón. De momento, Google sigue siendo el líder, a mucha distancia de sus supuestos competidores. Durante cuánto tiempo podrá resistir el algoritmo es una pregunta clave para dibujar el futuro de Internet.


Pere Rovira es director de Webanalytics.es.


Familia Reyes Salazar pide a Calderon acabe "con su pinche guerra"


Nota Completa: http://bit.ly/hWS5VW
Esta mañana fueran encontrados los cuerpos sin vida de de los hermanos
Reyes Salazar y de Luisa Ornelas en el poblado de Guadalupe, Chihuahua, a lo que la Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos condenó enérgicamente el asesinato de los familiares de la activista Josefina Reyes, al mismo tiempo la familia Reyes se siente insegura ante la corrupcion y amenazas y la falta de seguridad por parte de las autoridades.

Wikileaks México

viernes, 25 de febrero de 2011

Periodismo en Veracruz sin garantías....

Coatzacoalcos,Ver.- El periodista jaltipaneco Fabián Antonio Santiago Hernández y su padre Margarito Santiago fueron "levantados" por un comando armado, trascendió hace unos minutos a través de la red social Facebook y fue confirmado por este medio con los familiares de los comunicadores.
Santiago Hernández quien ha sido premio nacional de periodismo y su padre son directivos del Diario La Verdad y colaboran para diversos medios de comunicación impresos y electrónicos, entre ellos Coatza Digital.
Habían sido amenazados presuntamente por integrantes de la delincuencia organizada 24 horas antes, por lo cual hicieron pública una carta dirigida al presidente de la República Felipe Calderón Hinojosa y al gobernador del estado, Javier Duarte de Ochoa, en la misma red social, la cual reproducimos a continuación.


C. FELIPE CALDERON HINOJOSA
Presidente Constitucional de México


C. JAVIER DUARTE DE OCHOA
Gobernador del Estado de Veracruz
...
FABIAN ANTONIO SANTIAGO HERNANDEZ, Mexicano, mayor de edad, con domicilio para oír y recibir notificaciones en la Calle Blanca Estela Pavón Número 202, de la colonia San Cristóbal, en Jáltipan, Veracruz, dedicado el periodismo desde hace más de 20 años, con una trayectoria profesional que me ha llevado incluso a ganar el PREMIO NACIONAL DE PERIODISMO; haciendo uso estrictamente de la libertad de expresión que mandata nuestra carta magna, comparezco ante ustedes y expongo lo siguiente:


1.- Me encuentro realmente preocupado por el crecimiento en la violencia que se está dando principalmente en contra de los trabajadores de los diversos medios de comunicación, en todo el país y en Veracruz no es la excepción, aunque se diga lo contrario.

2.-La mayoría de medios se ha impuesto auto censura por temor, pues no hay tal protección y de ahí que en México se considere uno de los lugares más peligroso para el ejercicio periodístico.

3.-El día 20 y 23 de Febrero, llegó hasta mi bandeja de correo electrónico un mensaje signado por FERNANDO MARQUEZ SANDOVAL, en el que se menciona una serie de atropellos y malas acciones del comandante de la policía municipal de Jáltipan, RICARDO JIMENEZ PEREZ, quien chocó junto con el patrullero JOSE ANGEL BRISEÑO, una de las unidades zuzuki.

Narra también como el supervisor operativo AGILIO MORALES HERNANDEZ, cobra a los elementos policiacos por faltar.

Del mismo modo afirma el que envía la carta que el actual comandante utiliza vehículos que son propiedad de AMIGOS del ex comandante JOSE MARTIN LARA HUERVO.

4.- Estos señalamientos se publicó en la edición impresa del Diario La Verdad, propiedad de la familia SANTIAGO HERNANDEZ, del mismo modo se publicó en el FACEBOOK.

5.-El día Miércoles pasado, el comandante de la policía municipal RICARDO JIMENEZ PEREZ, vía nextel amenazó al director general del Diario La Verdad, señor MARGARITO SANTIAGO PÉREZ, por la mencionada publicación.

6.-El día de ayer Jueves, a las 17:03 horas, recibí una alerta en mi Nextel, era del número 92*1020905*13, cuando contesté una voz de hombre me dijo “Fabián Publicaste algo que nos afecta por eso te va a cargar la madre”.

Yo cuestioné de quien se trataba, la respuesta fue “SOY EL COMANDANTE DE LA PLAZA DE JALTIPAN, DE LA ULTIMA LETRA, DE LOS ZETAS”.
Acto seguido el sujeto siguió hablando tratando de intimidar, exigiendo que me entregara, que me “arrimara” para “dialogar”.

Como no cedimos, este sujeto dijo que nos tiene ubicado y que cuando me tenga enfrente las cosas serán distintas.

7.-Luego de esto, nuestro asesor jurídico LICENCIADO MIGUEL ANGEL MORALES CORTÉS, nos acompañó y dialogamos con personal militar y luego acudimos a la Agencia del Ministerio Público Investigador de la ciudad de Jáltipan a cargo de la licenciada MARIA LUISA HERRERA GARCIA, quien inició la Investigación Ministerial JALT/61/2011/2.

Señores Gobernantes, por lo anteriormente expuesto, solicito a ustedes de manera respetuosa:

1.- QUE se me brinde protección de parte de la AGENCIA VERACRUZANA DE INVESTIGACIONES y/o de la POLICIA FEDERAL PREVENTIVA, para mí, mis familiares y para los que trabajan para la empresa editora del Diario La verdad, que se edita en esta ciudad de Jáltipan. Ya que tememos por nuestras vidas

2.- Que se investigue a fondo este asunto, pues es sospechoso que tratándose de una queja en contra de la policía municipal, se haya convertido en un tema de la supuesta organización ya descrita.

3.- Que se aplique todo el peso de la ley, en contra de los responsables de estas amenazas.

Por lo anterior, agradezco su atención y en apego a lo mandatado en el artículo 8 de la constitución política, espero respuesta a lo peticionado.


Respetuosamente
Jáltipan, Veracruz a 24 de Febrero de 2011.
Fabián Antonio Santiago

Carso, Televisa y Azteca. Modelo para armar

Choque de titanes, dicen unos. David contra Goliat, apuntan otros. Las confrontaciones entre los poderosos siempre llaman la atención. Pero además del pleito mismo, en la disputa entre el Grupo Carso y las televisoras privadas se dirime al menos en parte el futuro de las telecomunicaciones, un área en donde los cambios han sido lentos e invariablemente para beneficio de esas corporaciones.

Se trata de un conflicto con numerosos ángulos. Estos son algunos de ellos.

1. Televisión y publicidad. El grupo del empresario Carlos Slim, si hemos de atender a la información periodística, se queja por el aumento en las tarifas publicitarias tanto en Televisa como en Televisión Azteca. Por eso suspendió la contratación de anuncios. En el caso de Televisa, se ha dicho que la merma en sus ingresos por venta de publicidad podría ascender a 900 millones de pesos en el transcurso de este año.

Las tarifas publicitarias de esa empresa son desmesuradamente altas, pero no se han incrementado de manera significativa. Incluso, en algunos horarios esas tarifas son hoy menos altas que hace un par de meses. En diciembre pasado, un anuncio de 20 segundos a las 9 de la noche en el llamado Canal de las Estrellas, con alcance nacional, costaba 874 mil pesos. A partir de enero, los 20 segundos en ese espacio de 21 a 22 horas –que es el más costoso de Televisa– tiene un precio 829 mil pesos. Se trata de tarifas abiertas para compras “al menudeo”. Los grandes anunciantes reciben descuentos muy significativos, aunque para ello Televisa les obliga pagar en estas fechas toda la publicidad que difundirán durante el año.

2. Televisoras, refractarias a la competencia. La nuez del diferendo entre Carso y las televisoras se encuentra en otros frentes de negocios. Los propietarios de Telmex consideran que tienen derecho a difundir servicios de televisión a través del cable telefónico. Televisa y TV Azteca miran con auténtico pavor las consecuencias que tendría, para sus negocios, el surgimiento de esa competencia en toda la línea.

Durante años, las televisoras se han opuesto militantemente a que haya canales de televisión comercial fuera de su control. Las prácticas de acaparamiento de mercado que han desplegado (por ejemplo cuando boicotearon los negocios del Grupo Saba que en alianza con la estadounidense Telemundo le había solicitado al gobierno mexicano que abriera licitaciones para una nueva cadena de televisión) solamente han sido posibles gracias a la decisión de la Comisión Federal de Competencia para beneficiar a Televisa en perjuicio de Telmex. Hace unas cuantas semanas, el anuncio de los aparentes proyectos de la Cofetel para abrir por fin esas licitaciones que permitirían la creación de dos nuevas cadenas nacionales de televisión, exacerbó el patrimonialismo que Televisa y TV Azteca consideran que tienen sobre el espectro radioeléctrico para la difusión de contenidos audiovisuales.

3. Telmex en televisión. Aunque su título de concesión se lo prohíbe de manera expresa, Telmex ha encontrado la manera para involucrarse en el negocio de la televisión. En 1994 una subsidiaria de la empresa telefónica tenía participación en Cablevisión –en sociedad, precisamente, con Televisa–. El investigador Gabriel Sosa Plata ha recordado cómo, de manera expresa, Telmex recibió autorización para formar parte de esa empresa de televisión por cable. Ahora, sin embargo, Televisa ha presentado una demanda judicial contra Telmex debido a la alianza comercial que tiene con Dish, la firma de televisión por satélite que es propiedad de MVS y cuyos suscriptores han crecido con gran rapidez debido a que sus precios son más baratos que los de Sky –propiedad de Televisa– y a que el costo de ese servicio se puede pagar con cargo al recibo de Telmex.

4. El factor MVS. La demanda judicial fue la declaración de hostilidades de Televisa en contra de las empresas de la familia Slim. La alianza Telmex – Dish, pero sobre todo el éxito de ese servicio, disgustaron sobremanera en la empresa de Emilio Azcárraga cuyos operadores se han acostumbrado a ser los únicos en el campo de la televisión, sin más competencia que los anodinos programas de Televisión Azteca. En menos de tres años Dish tiene ya, según datos de esa empresa, 2 millones 200 mil suscriptores. Por su parte, Sky asegura contar con algo más de 3 millones de suscriptores. Aunque ambas cifras pueden ser algo exageradas, resulta claro que el servicio que ofrece la empresa MVS ha significado una fuerte competencia para la empresa satelital de Televisa.

5. La banda 2.5. MVS, además, durante varios años fue usufructuaria de un importante segmento de espectro radioeléctrico en la banda de 2.5 Ghz. Como se comentó hace un par de semanas en esta columna, esa frecuencia estaba inicialmente destinada para el servicio de televisión de paga que ofrecía Multivisión mediante microondas. Ahora, en todo el mundo, esa banda es utilizada para servicios de Internet inalámbrica y se ha vuelto muy codiciada. Como MVS no la empleaba al cien por ciento, el gobierno ha estado reticente a renovarle esa concesión. De mantener la titularidad para utilizar la banda de 2.5, MVS sería un socio muy interesante para cualquier empresa de telecomunicaciones –o un competidor fuerte-. Así que, para MVS, la concesión en la banda de 2.5 GHz puede reforzar sus lazos con las empresas de la familia Slim o, al contrario, puede ser un frente de antagonismo entre ambos consorcios.

6. Fanáticos de las conspiraciones. El interés de MVS por el refrendo de la banda 2.5 y la alianza comercial que tiene con Telmex para vender los servicios satelitales de Dish, condujeron a distintos comentaristas a suponer que detrás del litigio entre la periodista Carmen Aristegui y MVS radio estaban los intereses del empresario Carlos Slim.

Hubo quienes, con gran imaginación, aseguraron que la ausencia de la periodista de los micrófonos a los que regresó el lunes pasado fue una estratagema para presionar al gobierno a fin de que renueve la concesión en la frecuencia de 2.5 Ghz. Sin embargo los autores de esa maquinación tendrían que haber corrido muchos riesgos para crear un enfrentamiento con la Presidencia de la República, esperar la reacción de los radioescuchas, suponer que habría un desenlace propicio para el regreso de la conductora como finalmente ocurrió y obtener, a partir de tal escenario, el refrendo de la concesión.

Las teorías de la conspiración resultan atractivas para quienes, al diseñarlas, pretenden conocer los entresijos del poder. A menudo, sin embargo, las cosas son menos sofisticadas. No hay elemento alguno, si se analiza con seriedad, para suponer que Slim estaba tras el conflicto entre Aristegui y MVS. El litigio fue real y, en varias ocasiones durante las dos semanas que la periodista se encontró fuera del aire, la ruptura estuvo a punto de ser definitiva. Lo que no es ficticio es el alejamiento entre el grupo Carso y las televisoras. El espacio que las empresas de Slim pueden tener en frecuencias como las de MVS no sustituye la publicidad que difundían en Televisa y Televisión Azteca. Quizá, sin embargo, esa publicidad no le sea indispensable.

7. Inevitabilidad cuestionada. Si el Grupo Carso mantiene esa ruptura, estará a prueba la capacidad de Televisa y TV azteca como opciones publicitarias. Durante mucho tiempo los publicistas, y desde luego los directivos de las televisoras, han pretendido que toda empresa de grandes dimensiones tiene que anunciarse forzosamente en Televisa y/o en TV Azteca para llegar a los consumidores mexicanos. Sin embargo las televisoras ya no son indispensables. Así se ha demostrado en las campañas políticas, como hemos explicado quienes hemos analizado las campañas electorales recientes: los candidatos que más se anuncian en televisión no son necesariamente los que obtienen más votos. Así también, hoy existen otras opciones de publicidad en medios muy diversos.

En la década más reciente, el rating de la televisión abierta cayó a una tercera parte de lo que era todavía a fines del siglo XX. En julio de 1999, el programa de mayor audiencia en la televisión mexicana (una serie cómica) tenía 34.7 puntos de rating que significaban alrededor de 32 millones de espectadores en las ciudades en donde se realizan estudios de audiencia. En septiembre de 2010, el programa que tuvo más televidentes (una telenovela) alcanzó apenas 10 puntos de rating, que con la población que teníamos para entonces significaron menos de 11 millones de personas.

La gente en México, a semejanza de lo que está sucediendo en otras latitudes, ve menos televisión o lo hace en opciones distintas de la televisión abierta. Sin embargo Televisa y Televisión Azteca mantienen las mismas tarifas publicitarias. El desafío para las empresas del Grupo Carso será encontrar otros espacios para no perder presencia pública y demostrar, así, que las actuales televisoras no son indispensables. Si así ocurriese, la pérdida para Televisa y Televisión Azteca sería mucho mayor al ingreso por publicidad que dejarán de recibir en los próximos meses.

8. Extorsión con la concesión. Hemos apuntado que, puesto que se trata de un litigio entre particulares, las autoridades no tendrían que intervenir en el diferendo Carso – televisoras. Pero hay versiones que indican que por lo menos Televisión Azteca habría incurrido en acciones de acaparamiento con el propósito de obtener beneficios en contravención a las reglas para la competencia empresarial. Una información publicada ayer jueves en La Jornada por los reporteros Miriam Posada y Roberto González Amador indica que la ruptura con la Televisión Azteca se debió a que esa televisora condicionó la transmisión de los anuncios del Grupo Carso “a que Telmex y Telcel redujeran la tarifa de interconexión que cobran a las telefónicas del Grupo Salinas”. De ser así, las empresas de Ricardo Salinas Pliego estarían ejerciendo acciones que podrían ser sancionadas por la Comisión Federal de Competencia. La Cofeco no intervendrá porque, como anotamos antes, está decididamente en contra de Telmex.

9. Regulador ausente. No se trata simplemente de una lucha de grandes consorcios, ni hay un David valeroso y magnánimo que se enfrenta al Goliat arrogante y pendenciero. Estamos ante conflictos de intereses en el campo de las telecomunicaciones, pero también más allá de él. La decisión del Estado mexicano para crear y amparar un gran consorcio en la telefonía y otro (o dos de ellos) en la televisión, ha sido desbordada por las transformaciones tecnológicas y por las ambiciones de esos grupos. La única solución favorable para la sociedad mexicana sería la diversificación de actores en ese mercado (que hoy es solamente uno porque la convergencia digital amalgama a la telefonía, la transmisión de datos y los contenidos audiovisuales) a fin de que hubiera multiplicidad de opciones, competencia auténtica, mejores servicios y tarifas más bajas (en el caso de la telefonía y la televisión de paga). Para eso haría falta que tuviéramos un gobierno con visión de Estado y capaz de mirar y actuar más allá de sus pequeños intereses coyunturales. En vez de ello tenemos un gobierno estupefacto en ocasiones, por lo general desbordado por circunstancias en las que no se anima a intervenir y sin vocación ni aptitud regulatoria en el campo de las telecomunicaciones.

un blog de Raúl Trejo Delarbre

Eduardo Galeano 'El Mesianismo de EU.. No quiero que me salven!!



El Zapata de Estados Unidos...


(Revisar nota de actualización, al final del texto).

Es el desastre perfecto. El joven oficial de aduanas y migración Jaime Zapata debería estar vivo. De uno de los enormes agujeros de la llamada justicia mexicana surgieron las balas que el pasado 15 de febrero le mataron en una carretera de San Luis Potosí (centro de México). Decir que debería estar vivo no es licencia poética. No sólo fue absurda su muerte (los delincuentes han confesado que Jaime fue "confundido" con criminales rivales), sino que por principio de cuentas su homicida tendría que haber estado el día de los hechos en una cárcel: había sido detenido en 2009 con armas cuya posesión constituye un delito grave. Nadie atina a explicar aún cómo fue posible que fuera liberado hace más de un año. Si el muerto hubiera sido un ciudadano mexicano, el caso difícilmente habría alcanzado las primeras planas (así de común se han vuelto los absurdos en este país). Pero hay que aclarar que a pesar de su castizo nombre, Jaime Zapata era un agente estadounidense adscrito a México. El desastre será no sólo perfecto, sino diplomático.

Salvo el Ejército Mexicano (que en las dos ocasiones detuvo al presunto delincuente), quizá nadie saldrá bien parado de este episodio. Quedará en duda, para empezar, la utilidad de la denuncia ciudadana. Desde que el Presidente Felipe Calderón inició el combate al crimen organizado en diciembre de 2006, el gobierno ha insistido en la necesidad de que la población denuncie actividades y personas "sospechosas". La detención en diciembre de 2009 de Julián Zapata Espinoza (sí, comparte apellido con el asesinado) se logró gracias a una denuncia ciudadana. Se le detuvo, junto con otras seis personas, con "cuatro armas largas y tres cortas", según las crónicas periodísticas, además tenían en su poder 692 cartuchos de distintos calibres. El Ejército lo puso a disposición de la fiscalía federal y ahí comienza la bruma.

Un diario, El Universal, dice que Julián Zapata Espinoza dejó la cárcel gracias a que pagó una fianza. Otro diario, Pulso, dice que aun en libertad el inculpado tenía que acudir a firmar semanalmente, cosa que suspendió en enero de 2010, por lo que se ordenó la reaprehensión... Pero otra información publicada la mañana del jueves nos dice lo que ya intuíamos: hay más de 800 mil órdenes de aprehensión, entre ellas 120 mil de re-aprehensión, que no han sido ejecutadas por policías de todo el país. Quizá, y sólo quizá, una de ellas era la del acusado de asesinar a Jaime Zapata.

Otro de los absurdos de esta tragedia es que desde hace meses se sabe que San Luis Potosí está en poder de los delincuentes. La prensa vive bajo acoso, y los ciudadanos en la indefensión. Incluso, desde septiembre pasado transportistas han demandado seguridad ante la frecuencia de los asaltos que padecen en las carreteras potosinas. Ni más ni menos hace tres semanas, días antes de esta tragedia, de nueva cuenta los industriales de la transportación habían pagado anuncios en la prensa para exigir al gobierno protección.

El vehículo en que se transportaban los oficiales de aduanas (junto a Zapata iba el también agente Víctor Ávila, que resultó herido) contaba con blindaje, pero según ha trascendido al detenerse se abrieron los seguros de las puertas, lo que fue aprovechado por los asesinos. El incidente dará fuerza a las voces que desde Washington piden que se autorice a personal de EEUU a portar armas para su defensa (aunque también ha habido cuestionamientos en Estados Unidos sobre si no hubo errores de procedimiento de los agentes, que viajaban en una vistosa camioneta en la que es calificada por Milenio como la "carretera más peligrosa de México").

Me corrijo: quizá ni el Ejército salga bien librado de todo este asunto. En las redes sociales ya se reclama que tuvo que ocurrir la muerte de un estadounidense para que en cosa de una semana fueran capturados los presuntos implicados. Un éxito que palidece ante miles y miles de casos sin resolver. Qué pena con los vecinos americanos, pero sobre todo qué pena nuestro caso, sabíamos que San Luis vive asolado por los delincuentes, y poco o nada hemos hecho.

*Foto tomada de la portada del diario Pulso, de San Luis Potosí. En ella se exhibe la imagen del acusado Julián Zapata Espinoza, tanto el miércoles 23 de febrero cuando fue presentado a la prensa, como en la ocasión de 2009, cuando fue detenido originalmente.

Horas después de que fuera publicado este blog, la Judicatura Federal explicó que el juez dejó en libertad a Zapata porque la fiscalía no pudo demostrar delitos graves. El desastre.

Sobre otras muertes de ciudadanos de Estados Unidos en México, revisar este reportaje de Víctor Hugo Michel, de Milenio.

Por: Salvador Camarena

jueves, 24 de febrero de 2011

Di NO al ACTA...la Censura en Internet

Comienzo y final de una verde mañana


Danza macabra de cinismo

(El líder de la Revolución Cubana afirma que existen algunos interesados en «sacarle el máximo provecho a los lamentables sucesos de Libia», y advierte que nada tendría de extraño una intervención militar)

La política de saqueo impuesta por Estados Unidos y sus aliados de la OTAN en el Oriente Medio entró en crisis. Esta se desató inevitablemente con el alto costo de los cereales, cuyos efectos se
hacen sentir con más fuerza en los países árabes donde a pesar de sus enormes recursos petroleros, la escasez de agua, las áreas desérticas y la pobreza generalizada del pueblo contrastan con los enormes recursos derivados del petróleo que poseen los sectores privilegiados.

Mientras los precios de los alimentos se triplican, las fortunas inmobiliarias y los tesoros de la minoría aristocrática se elevan a millones de millones de dólares.

El mundo arábigo, de cultura y creencia musulmana, se ha visto humillado adicionalmente por la imposición a sangre y fuego de un Estado que no fue capaz de cumplir las obligaciones elementales que le dieron origen, a partir del orden colonial existente hasta fines de la Segunda Guerra Mundial, en virtud del cual las potencias victoriosas crearon la ONU e impusieron el comercio y la economía mundiales.

Gracias a la traición de Mubarak en Camp David el Estado árabe palestino no ha podido existir, pese a los acuerdos de la ONU de noviembre de 1947, e Israel se convirtió en una fuerte potencia
nuclear aliada a Estados Unidos y la OTAN.

El Complejo Militar Industrial de Estados Unidos suministró decenas de miles de millones de dólares cada año a Israel y a los propios estados árabes sometidos y humillados por éste.

El genio ha salido de la botella y la OTAN no sabe cómo controlarlo. Van a tratar de sacarle el máximo provecho a los lamentables sucesos de Libia. Nadie sería capaz de saber en este momento lo que allí está ocurriendo. Todas las cifras y versiones, hasta las más inverosímiles,
han sido divulgadas por el imperio a través de los medios masivos, sembrando el caos y la desinformación.

Es evidente que dentro de Libia se desarrolla una guerra civil. ¿Por qué y cómo se desató la misma? ¿Quiénes pagarán las consecuencias? La agencia Reuters, haciéndose eco del criterio de un conocido banco de Japón, el Nomura, expresó que el precio del petróleo podría sobrepasar
cualquier límite:

“‘Si Libia y Argelia suspenden la producción petrolera, los precios podrían llegar a un máximo por encima de 220 dólares por barril y la capacidad ociosa de la OPEP sería reducida a 2,1 millones de barriles por día, similar a los niveles vistos durante la guerra del Golfo y cuando los valores tocaron los 147 dólares por barril en el 2008', aseveró el banco en una nota.”

¿Quiénes podrían pagar hoy ese precio? ¿Cuáles serían las consecuencias en medio de la crisis alimentaria?

Los líderes principales de la OTAN están exaltados. El Primer Ministro británico, David Cameron, informó ANSA, “…admitió en un discurso en Kuwait que los países occidentales se equivocaron en apoyar gobiernos no democráticos en el mundo árabe.” Se le debe felicitar por la franqueza.

Su colega francés Nicolás Sarkozy declaró: “La prolongada represión brutal y sangrienta de la población civil libia es repugnante”. El canciller italiano Franco Frattini declaró “‘creíble’ la cifra de mil muertos en Trípoli [...] ‘la cifra trágica será un baño de sangre’.”

Hillary Clinton declaró: “…el ‘baño de sangre’ es ‘completamente inaceptable’ y ‘tiene que parar’…”

Ban Ki-moon habló: “‘Es absolutamente inaceptable el uso de la violencia que hay en el país’.”

“…’el Consejo de Seguridad actuará de acuerdo a lo que decida la comunidad internacional’.”

“‘Estamos considerando una serie de opciones’.”

Lo que Ban Ki-moon espera realmente es que Obama diga la última palabra.

El Presidente de Estados Unidos habló en la tarde de este miércoles y expresó que la Secretaria de Estado saldría para Europa a fin de acordar con sus aliados de la OTAN las medidas a tomar. En su cara se apreciaba la oportunidad de lidiar con el senador de la extrema derecha de los republicanos John McCain; el senador pro israelita de Connecticut, Joseph Lieberman y los líderes del Tea Party, para garantizar su postulación por el partido demócrata.

Los medios masivos del imperio han preparado el terreno para actuar. Nada tendría de extraño la intervención militar en Libia, con lo cual, además, garantizaría a Europa los casi dos millones de barriles diarios de petróleo ligero, si antes no ocurren sucesos que pongan fin a la jefatura o la vida de Gaddafi.

De cualquier forma, el papel de Obama es bastante complicado. ¿Cuál será la reacción del mundo árabe y musulmán si la sangre en ese país se derrama en abundancia con esa aventura? ¿Detendrá una intervención de la OTAN en Libia la ola revolucionaria desatada en Egipto?

En Iraq se derramó la sangre inocente de más de un millón de ciudadanos árabes, cuando el país fue invadido con falsos pretextos. ¡Misión cumplida! proclamó George W. Bush.

Nadie en el mundo estará nunca de acuerdo con la muerte de civiles indefensos en Libia o cualquier otra parte. Y me pregunto: ¿aplicarán Estados Unidos y la OTAN ese principio a los civiles indefensos que los aviones sin piloto yankis y los soldados de esa organización matan
todos los días en Afganistán y Pakistán?

Es una danza macabra de cinismo.

Fidel Castro Ruz

Febrero 23 de 2011

miércoles, 23 de febrero de 2011

El futuro del periodismo

video

Wikileaks, revoluciones y el nuevo escenario informativo

Los directores de cinco grandes cabeceras del periodismo, Alan Rusbridger, Bill Keller, Sylvie Kauffmann, Georg Mascolo y Javier Moreno se reúnen en un encuentro único.

martes, 22 de febrero de 2011

El plan de la OTAN es ocupar Libia


El petróleo se convirtió en la principal riqueza en manos de las grandes transnacionales yankis; a través de esa fuente de energía dispusieron de un instrumento que acrecentó considerablemente su poder político en el mundo. Fue su principal arma cuando decidieron liquidar fácilmente a la Revolución Cubana tan pronto se promulgaron las primeras leyes justas y soberanas en nuestra Patria: privarla de petróleo.

Sobre esa fuente de energía se desarrolló la civilización actual. Venezuela fue la nación de este hemisferio que mayor precio pagó. Estados Unidos se hizo dueño de los enormes yacimientos con que la naturaleza dotó a ese hermano país.

Al finalizar la última Guerra Mundial comenzó a extraer de los yacimientos de Irán, así como de los de Arabia Saudita, Iraq y los países árabes situados alrededor de ellos, mayores cantidades de petróleo. Estos pasaron a ser los principales suministradores. El consumo mundial se elevó progresivamente a la fabulosa cifra de aproximadamente 80 millones de barriles diarios, incluidos los que se extraen en el territorio de Estados Unidos, a los que ulteriormente se sumaron el gas, la energía hidráulica y la nuclear. Hasta inicios del siglo XX el carbón había sido la fuente fundamental de energía que hizo posible el desarrollo industrial, antes de que se produjeran miles de millones de automóviles y motores consumidores de combustible líquido.

El derroche del petróleo y el gas está asociado a una de las mayores tragedias, no resuelta en absoluto, que sufre la humanidad: el cambio climático.

Cuando nuestra Revolución surgió, Argelia, Libia y Egipto no eran todavía productores de petróleo, y gran parte de las cuantiosas reservas de Arabia Saudita, Iraq, Irán y los Emiratos Árabes Unidos estaban por descubrirse.

En diciembre de 1951, Libia se convierte en el primer país africano en alcanzar su independencia después de la Segunda Guerra Mundial, en la que su territorio fue escenario de importantes combates entre tropas alemanas y del Reino Unido, que dieron fama a los generales Erwin Rommel y Bernard L. Montgomery.

El 95 % de su territorio es totalmente desértico. La tecnología permitió descubrir importantes yacimientos de petróleo ligero de excelente calidad que hoy alcanzan un millón 800 mil barriles diarios y abundantes depósitos de gas natural. Tal riqueza le permitió alcanzar una perspectiva de vida que alcanza casi los 75 años, y el más alto ingreso per cápita de África. Su riguroso desierto está ubicado sobre un enorme lago de agua fósil, equivalente a más de tres veces la superficie de Cuba, lo cual le ha hecho posible construir una amplia red de conductoras de agua dulce que se extiende por todo el país.

Libia, que tenía un millón de habitantes al alcanzar su independencia, cuenta hoy con algo más de 6 millones.

La Revolución Libia tuvo lugar en el mes de septiembre del año 1969. Su principal dirigente fue Muammar al-Gaddafi, militar de origen beduino, quien en su más temprana juventud se inspiró en las ideas del líder egipcio Gamal Abdel Nasser. Sin duda que muchas de sus decisiones están asociadas a los cambios que se produjeron cuando, al igual que en Egipto, una monarquía débil y corrupta fue derrocada en Libia.

Los habitantes de ese país tienen milenarias tradiciones guerreras. Se dice que los antiguos libios formaron parte del ejército de Aníbal cuando estuvo a punto de liquidar a la Antigua Roma con la fuerza que cruzó los Alpes.

Se podrá estar o no de acuerdo con el Gaddafi. El mundo ha sido invadido con todo tipo de noticias, empleando especialmente los medios masivos de información. Habrá que esperar el tiempo necesario para conocer con rigor cuánto hay de verdad o mentira, o una mezcla de hechos de todo tipo que, en medio del caos, se produjeron en Libia. Lo que para mí es absolutamente evidente es que al Gobierno de Estados Unidos no le preocupa en absoluto la paz en Libia, y no vacilará en dar a la OTAN la orden de invadir ese rico país, tal vez en cuestión de horas o muy breves días.

Los que con pérfidas intenciones inventaron la mentira de que Gaddafi se dirigía a Venezuela, igual que lo hicieron en la tarde de ayer domingo 20 de febrero, recibieron hoy una digna respuesta del Ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela, Nicolás Maduro, cuando expresó textualmente que hacía "votos porque el pueblo libio encuentre, en ejercicio de su soberanía, una solución pacífica a sus dificultades, que preserve la integridad del pueblo y la nación libia, sin la injerencia del imperialismo¼ "

Por mi parte, no imagino al dirigente libio abandonando el país, eludiendo las responsabilidades que se le imputan, sean o no falsas en parte o en su totalidad.

Una persona honesta estará siempre contra cualquier injusticia que se cometa con cualquier pueblo del mundo, y la peor de ellas, en este instante, sería guardar silencio ante el crimen que la OTAN se prepara a cometer contra el pueblo libio.

A la jefatura de esa organización belicista le urge hacerlo. ¡Hay que denunciarlo!

Fidel Castro Ruz

Miguel León-Portilla, In Xochitl In Cuicatl


Homenaje a León-Portilla que cumple sus 85 años

Negocios de la corona española en Pemex

Con millonarios contratos en el sector energético y créditos de la banca de desarrollo, el gobierno de Felipe Calderón capitaliza el grupo Abengoa. Los recursos del presupuesto federal se convirtieron en una de las principales vías de ingreso del consorcio español que opera como intermediario en Pemex. Docenas de empresarios mexicanos alegan supuestos fraudes y tráfico de influencias del consorcio, entre cuyos accionistas y directivos figuran políticos españoles, aristócratas, funcionarios y familiares de la corona española, como Carlos Borbón dos Sicilias, primo hermano del rey Juan Carlos I, su consejero y representante en el mundo empresarial. Abengoa sería una de las firmas en las que el rey de España tiene intereses económicos


Por enésima ocasión le negaron el acceso. El director general para México del consorcio español Abengoa, Luis Rancé Comes, ordenó al personal de seguridad impedir el paso de una obstinada empresaria de Campeche que, insistente, reclamaba el pago de los trabajos que su pequeña compañía hizo para Telvent, subsidiaria de Abengoa, en una obra encomendada por Petróleos Mexicanos (Pemex).

Envuelta en su impecable traje sastre, sofocada aún por el largo viaje, Susana Salinas se topó de frente con el musculoso brazo de un hombre que, flanqueado en la puerta, le impedía cruzar el umbral. De un empellón, Susana se abrió paso hasta la recepción. Segura de que Rancé y el director de proyectos Alejandro Guerrero de nuevo la evadirían, decidió improvisar un plantón.

De su portafolio, extrajo un folder en el que escribió: “¡Luis Rancé, exijo mi pago!”. Extendiéndolo de frente, entre sus manos, se sentó a esperar una audiencia fallida. De la dirección general, llegó la respuesta: “No le pagarán y no regrese”, machacó el guardia y la expulsó.

Un año antes, en septiembre de 2006, Telvent contrató a Industrias y Publicidad Noble, la compañía de Susana Salinas, para que realizara los patines para la inyección de nitrógeno en la planta de Pemex Exploración y Producción (PEP) en Jalpa de Méndez, Tabasco. “Nos pagaron la primera y la segunda estimación de obra; luego, nada. Nos dijeron que siguiéramos trabajando, que nuestro dinero estaba seguro. Nosotros seguimos. Teníamos 20 trabajadores en campo más los supervisores. Para cubrir gastos, tuvimos que pedir créditos y dejamos en fianza el patrimonio familiar. Al fin que estábamos con una empresa española que cobraría a Pemex muchos millones, pensábamos. Nuestro pago estaba asegurado, o al menos eso creíamos”.

A punto de terminar los trabajos, la compañía aún no les abonaba nada. Susana decidió apersonarse en las oficinas de Abengoa. Por más que intentó sensibilizar a los españoles al exponer su desesperación de que los créditos para costear el contrato generaban interés sobre interés, regresó a Campeche con la cuenta vacía, pero con la promesa de que, en cuanto concluyera la obra, le liquidarían y le darían nuevos trabajos.

El 98 por ciento del trabajo estaba cumplido cuando Telvent le rescindió el contrato con el argumento de incumplimiento. “Me informaron que no me pagarían porque todo estaba mal. Era absurdo, porque tengo las bitácoras de obra que el director del proyecto, Alejandro Guerrero, y su jefe Ignacio Mérida firmaron de conformidad en cada avance”, dice y muestra los documentos, todos con el visto bueno de los directivos de Telvent. Con la documentación certificada por un notario público, decidió reclamar su pago en tribunales al grupo Abengoa. “Entonces –prosigue–, no sabía con quién me enfrentaba”.

Los beneficios de Calderón

Entre los accionistas y directivos de Abengoa, figuran Carlos Borbón dos Sicilias, Emilio Cassinello y Paula Chaves, reputados políticos españoles, aristócratas, funcionarios y sus familiares. El primero no sólo es primo hermano del rey Juan Carlos I, sino su consejero y representante empresarial, de allí que la prensa española identifique al grupo Abengoa como una de las firmas en las que el rey tiene sus intereses económicos.

El consorcio ingresó al mercado mexicano en 1993 como Sainco (Sociedad Anónima de Instalaciones de Control). Para Carlos de Borbón, el mercado no le era ajeno, dado su encargo como funcionario del Banco de México, según inscribe su biografía oficial. Tampoco a Emilio Cassinello, directivo de Abengoa que entre 1982 y 1985 fue embajador de España en México.

En 1997, registraron la subsidiaria Abengoa México e ingresaron como presidente del corporativo a Luis Rancé Comes, directivo de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y Luz y Fuerza del Centro, el hombre de las relaciones públicas y políticas desde el sexenio de Vicente Fox. Se trata de uno de los empresarios que aparece en las indagatorias que la Secretaría de la Función Pública integró en 2005 como parte de una red de empresarios y empresas supuestamente favorecidas con contratos irregulares de Pemex Refinación asignados durante la administración del hoy senador Juan Bueno Torio.

Pero ha sido el gobierno de Felipe Calderón el que ha entregado a Abengoa el mayor número de contrataciones en su historia de negocios en nuestro país, por montos que le aportan el 50 por ciento de los ingresos totales que el corporativo obtiene en América.

Ello sin duda es del agrado de Carlos de Borbón, esposo de la princesa Ana de Orleans, primero en el puesto de la línea de sucesión a la corona después de los descendientes directos del rey Juan Carlos. No en balde Felipe Calderón ha recibido una suerte de distinción, como la condecoración de la Orden Isabel la Católica, que en junio de 2008 recibieron él y su esposa Margarita Zavala de manos del rey Juan Carlos.

El consorcio tiene registrados como proveedores del gobierno federal a sus empresas Abengoa; Abener; Abener Energía, SA; Abener México, SA, de CV; Abener Energía El Sauz, SA de CV; Telvent Energía, y Medio Ambiente, SA (antes Sainco); Telvent México, SA de CV; Telvent Energía, SA; Telvent Git; Befesa México; Befesa Limpiezas Industriales, SA de CV; Sistemas de Desarrollo Sustentable, SA de CV; todas domiciliadas en el 174 de la calle Bahía de Santa Bárbara, colonia Verónica Anzures, Distrito Federal, a unas calles de la sede de Pemex. También a las firmas Telvent Tráfico y Transporte, SA, y Telvent Git (en Madrid, España) y Abener Energía (en Sevilla, España).

Entre 2008 y 2010, a nombre de Abengoa México facturaron 8 mil 176 millones de pesos a Pemex. Uno de estos contratos, asignado en 2009 por Pemex Gas y Petroquímica Básica para la transformación del agua desmineralizada a vapor, representó un monto de 7 mil 429 millones 410 mil pesos.

Telvent Energía, por ejemplo, facturó más de 600 millones de pesos a Pemex Refinación por implantar el sistema SCADA en siete poliductos. A Telvent México, III Servicios le pagó más de 100 millones de pesos por un diagnóstico de riesgos de estaciones de bombeo de ductos de Pemex Refinación (Pajaritos, Progreso, Juan Díaz Covarrubias, Loma Bonita, Tierra Blanca, Arroyo Moreno, Mendoza, Maltrata y San Martín Texmelucan), trabajos que, según su naturaleza, debía hacer la paraestatal.

El gobierno de Calderón les entregó también créditos de Nacional Financiera (Nafin) por montos que fueron clasificados como “confidenciales”, según la respuesta que Nafin dio a Contralínea mediante el Instituto Federal de Acceso a la Información y Protección de Datos.

Subcontratación, el método

Sin infraestructura ni planta laboral, Abengoa recibe contratos de obra, servicios y suministros por adjudicación directa, invitación restringida y licitación pública. Pemex, por ejemplo, le ha adjudicado unos 50 proyectos, algunos estratégicos y costosos, como la automatización de procesos en las terminales de almacenamiento y distribución de combustibles del país.

Entre ellos, la instalación del calentamiento de crudo ligero en la Sonda de Campeche, contrato 418815809, por 324 millones de pesos; la ingeniería, adquisición, instalación y pruebas para el Proyecto del Sistema Supervisorio Operativo de Procesos para las instalaciones del Activo Integral Ku-Maloob Zaap –420836814– por 110 millones 425 mil 854 pesos; la construcción de líneas del sistema de deshidratación de crudo para el traslado del aceite a la Terminal Marítima de Dos Bocas –420847804–, por 73 millones 847 mil 375 pesos.

También, el reacondicionamiento de la subestación eléctrica de potencia Samaria, del Activo de Producción Samaria Sitio Grade, contrato 415112993, por 6 millones 501 mil pesos; el acondicionamiento de instalaciones para inyección de aguas residuales en el Campo Hormiguero, contrato 4169088180 por 15 millones 625 mil pesos; el acondicionamiento de instalaciones para inyección de aguas residuales en el campo José Colomo, contrato 4169088190 por 12 millones 458 mil pesos; y la construcción y puesta en operación de separadores trifásicos de hidrocarburos en el Activo Integral Bellota Jujo, contrato 425029819 por 68 millones 780 mil pesos.

Pero las adjudicaciones no parecen del todo legales, revela Armando Barragán, exejecutivo del consorcio Abengoa, cuya relación con la empresa inició durante su periodo como directivo de Pemex Refinación, y justo cuando los españoles iniciaron su relación contractual en la paraestatal. Entonces, como director de proyectos, “recibí la instrucción de ayudar a la compañía y yo los ayudaba”, admite.

—¿A cambio de dádivas?

—Ellos lo manejan de una manera muy diferente, de una forma política y de allí manejan todo. Todo lo que tengan que otorgar, lo otorgan.

—¿Cómo qué?

—Lo que requieran; lo que les estén pidiendo.

—¿Le tocó conocer lo que dan a los funcionarios a cambio de los contratos?

—A mí, por ejemplo, una vez me dijeron mis jefes de Pemex que me iba de viaje a España, y bueno, a mí Pemex me pagaba todo. Ellos (Abengoa) me dijeron: “¿Y si te damos el boleto de avión para tu familia?”. “Mmm… pues me los llevo”, respondí. Y me proporcionaron los boletos.

Al cabo del tiempo, la relación se hizo tan estrecha y para el grupo Abengoa resultó tan rentable que, cuando a Armando le rescindieron su contrato en Pemex, “por no ayudar a una empresa priista”, dice, lo integraron como directivo del consorcio. La finalidad era que con sus contactos y amigos operara los contratos que Pemex les adjudicaría.

“Cuando salgo (de Pemex), y como conozco mucho, pues me contratan para que les ayude. Me dicen: ‘Ayúdanos. Tú conoces a todo mundo y puedes ayudarnos’. Me fui con ellos. Pudimos hacer el trabajo más rápido.”

Operaciones oscuras

La carta fuerte del grupo Abengoa en sus propuestas contractuales es un supuesto know how y tecnología. Su ejecutivo, Armando Barragán, dice que no hay tal, que “no tienen tecnología; la que venden a Pemex es canadiense y el software es lo mismo que los mexicanos. En realidad, no ofrecen nada”. Aunque lo que les ha resultado más lucrativo, explica, “son los contratos leoninos que firman con subcontratistas en los que al final son ellos los que terminan costeando los trabajos que Abengoa cobra”.

Lo que le ocurrió a Susana Salinas y su empresa Industrias y Publicidad Noble no es un caso aislado.

Una vez que la firma obtiene un contrato, recluta compañías locales a las que presentan en Pemex y CFE como si fuesen parte de su plantilla, narran otros tres empresarios. Si bien podría suponerse que representan una opción de empleo para docenas de compañías mexicanas, el resultado es completamente opuesto, pues en la ejecución de los contratos les abonan sólo las primeras estimaciones de obra, condicionándoles el pago al término total de los trabajos; pero cuando su conclusión se acerca, les rescinden el contrato y hacen válidas las fianzas de los subcontratistas. Por ello, las relaciones contractuales entre el grupo Abengoa y muchos de sus subcontratistas terminan dirimiéndose en los juzgados.

El contrato que Pemex Refinación le asignó a Telvent para automatizar las TAD es representativo: el 95 por ciento de las subcontratistas demandó a la compañía por supuesto fraude. Armando Barragán, responsable del grupo Abengoa en este contrato, explica las razones:

“Los contratos eran leoninos; estaban pactados a precio alzado, por lo que no podían hacerse modificaciones de obra ni de monto, pero en ellos se estipulaba mucho menos obra que la que era en realidad, para que sus precios fueran menores. Ya cuando empezaban a trabajar y se daban cuenta que era mucho más obra, pedían que se modificara el contrato. Como eran compañías que trabajaban de buena fe, se les decía ‘te voy a hacer los ajustes’, se confiaban y decían ‘ok, yo trabajo’. Luego se argumentaba que incumplieron y se les aplicaban penalidades del 20 por ciento por 10 días de atraso y 2 por ciento diario. Al final, las contratistas le debían a la compañía.”

—¿Esto es deliberado?

—Sí, es deliberado. Saben que no te vas a dar cuenta.

—¿Cuántas empresas calcula durante el tiempo en que usted trabajó y que terminaron en pleito?

—Como el 95 por ciento. Yo estuve trabajando con ellos cerca de ocho años. Los contratos grandes que yo manejaba de aproximadamente 30 compañías, 25 salieron con problemas. Pero el problema no termina allí, sino que ellos se cobran de mala fe. Dicen “a esta compañía la vamos a penalizar”. Llega un momento en que entregan los equipos, terminan los trabajos y no les pagan. Porque a muchas compañías, aunque entreguen a tiempo, les descuentan muchísimo.

Armando Barragán devela detalles que explican las ganancias del grupo Abengoa:

“Como corporativo, trabajan un sistema denominado pago por banco a 180 días. Cuando el proveedor lleva la factura, ellos la revisan. En la revisión se pueden tardar de 15 días a dos meses. Cuando la aceptan, te dan la instrucción: ‘si quieres cobrar la llevas al banco’, y de sus líneas de crédito te pagarán 180 días después, pero si quieres cobrar antes deberás pagar comisión por factoraje. Cuando quieren perjudicar a una compañía, se van con el factoraje más alto, más intereses, de entre 8 y 10 por ciento.

“Ellos se quedan con la mitad de los intereses o los puntos TIE que se manejen; la otra mitad es para los bancos. Es dinero fresco que entra a la compañía nuevamente. Ya seas contratista o proveedor, te aplican un descuento obligado que lo aceptas o lo aceptas porque normalmente el consorcio se queda con los contratos grandes (del gobierno). Entonces no te queda más que irte con él a venderle.”

Los supuestos defraudados

En 2007, PEP contrató al grupo Abengoa para proporcionar el servicio de “voz y datos” en más de 170 pozos, con el cual la paraestatal debía disponer de información en tiempo real durante la operación de los pozos. Se les encargaron también los sistemas satelitales.

Adrián Fernández Delfín, un empresario tabasqueño que hasta antes de Abengoa daba ambos servicios a Pemex de manera directa, fue subcontratado a través de Telvent. Los españoles, dice, lo localizaron a través de los mismos funcionarios de Pemex que les asignaron el contrato.

“En la zona de Veracruz, realicé todos los servicios de los sistemas satelitales y de comunicación de voz y datos. Luego los de voceo y alarmas audibles para los pozos desde Ciudad del Carmen hasta Reynosa. Ellos ganaron la licitación, pero no sé cómo si no tenían personal para estos trabajos; me buscaron ya cuando los tenían asignados. Uno se pregunta ‘¿cómo le hacen?’. Son muy raras las facilidades que tienen para ganar un concurso sin que acrediten ninguna infraestructura, pues a nosotros Pemex nos pide acreditarlo.

“Empecé a trabajar con ellos en 2007. Desde el inicio, no querían pagarme los trabajos, que ellos llaman ‘órdenes de compra y pedidos’. Me dijeron que cuando terminara, me pagarían; y trabajé con ellos hasta 2009. Cuando reclamaba mi pago, me salieron con que yo les debía. Luego, de plano, me dijeron que no me iban a pagar. Presenté una demanda en Tabasco, pero la diligencia fue en México. Fui a hablar con Alejandro Guerrero (directivo de Abengoa) y me mandaron la guardia de seguridad para sacarme”, detalla en entrevista.

Por los servicios de sistemas de intercomunicación, Telvent facturó a PEP casi 18 millones de pesos. Por los servicios de intercomunicación para prevención y respuesta a emergencias, 23 millones de pesos.

Jorge Cámara Domínguez, de Ingeniería Cadeli, es un caso excepcional entre los subcontratistas de Abengoa. En 2009, logró ganar el juicio ante el Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal contra el consorcio, integrado en el expediente 651/2007.

Cadeli es una empresa mexicana especializada en sistemas contra incendio, proveedora del gobierno federal y del sector privado desde hace 25 años. En los contratos que Refinación adjudicó a Telvent para automatizar las terminales de abastecimiento y distribución, se requería de equipos que sólo Cadeli maneja. Pero en lugar de que Pemex se los adjudicara de manera directa, fue un funcionario de la paraestatal, dice Cámara, el que le recomendó a los directivos de Telvent subcontratarlo.

También le pagaron sólo las primeras estimaciones; la misma historia descrita: rescisión del contrato antes de cubrir los pagos, penalizaciones, hasta que el asunto llegó a tribunales. Pero Cámara aporta un dato que explica por qué Abengoa logra hacer válidas las fianzas, incluso sin informar a los subcontratistas:

“El truco lo hacen con las fianzas para hacerlas válidas y de esa forma recuperar los primeros pagos que le dan a la subcontratista. Hacen negocios con las afianzadoras para poder cobrar con la simple reclamación, y que después la afianzadora se pelee con el contratista para recuperar su dinero. El negocio se hace con los grandes brokers de las fianzas. El acuerdo es ‘yo reclamo la fianza, tú me pagas’ y después la afianzadora recupera su dinero.”

Enrique Santoscoy, de Integral Safety Systems México y de
Comercialización Técnica del Norte, se vio de pronto con las afianzadoras reclamándoles el pago que supuestamente hicieron al grupo Abengoa por sus “incumplimientos”. Es uno de los subcontratistas que la española reclutó para automatizar las terminales de Pemex Refinación. Le encomendaron las de Acapulco y Tepic.

“Cuando deciden cancelarte el contrato, te ejecutan las fianzas inmediatamente y la afianzadora te las cobra. Estás en dos pleitos legales: uno contra Telvent y otro contra la afianzadora. Ellos le apuestan a que tú no tengas capacidad financiera para defenderte. En un contrato de 4 millones de pesos, te demandan por 20 millones. Le apuestan a que no te defiendas y no le metas dinero bueno al malo. Por lo tanto, ya no les cobras. Pero su estrategia no es no cobrarte, sino hacer válidas las fianzas. Si sacamos el monto o la cantidad de empresas que trabajamos en ese proyecto, que fueron alrededor de 10 y a todas las demandaron por 20 millones de pesos, son 200 millones de pesos los que van a deducir de impuestos.”

—¿Acudieron con los directivos de Pemex para exponerles la situación?

—Así es, pero la respuesta fue que éste era un pleito entre particulares. La verdad es que el consorcio tiene muy buenas influencias; definitivamente sus relaciones son mucho más fuertes que las de nosotros.

Protección oficial

En julio de 2009, Javier Peña Gamboa publicó en su blog la denuncia que su compañía presentó en contra de Telvent por supuesto fraude. De todos puntos, del país le llegaron comentarios de subcontratistas de Abengoa en situaciones similares. Pensando en que en bloque obligarían a los españoles a cumplir sus obligaciones contractuales, Javier pensó organizar a los subcontratistas. La respuesta, dice, “fueron amenazas de directivos de la empresa”.

“Hago responsable públicamente a todos los directivos de Telvent si algo le ocurre a mi persona. Sí tenemos miedo mi familia y un servidor de lo que nos puedan hacer, pero estamos sacando fuerzas para luchar por nuestra dignidad, nuestro patrimonio y, sobre todo, para que más de 20 padres de familia no pierdan el sustento que les representa trabajar en esta pequeña empresa”, inscribió en su blog en octubre de ese año.

Javier Peña Gamboa es un hombre serio. En Campeche se le conoce como uno de los primeros empresarios de la zona en afiliarse al Partido Acción Nacional, y de ser quien, en la década de 1990, presentó a los Mouriño –Manuel Carlos y su hijo Juan Camilo– con el presidente de su partido, Felipe Calderón Hinojosa, en la ciudad de México.

“Nosotros nos preguntamos: ‘¿De veras tienen un padrino tan poderoso que los protege e influye para que hagan tantos negocios?’”, rememora Javier Peña, quien, junto con otros subcontratistas, documentó sus casos ante la Presidencia de la República y la Dirección General de Pemex. Incluso tuvo ocasión de comentarlo personalmente al titular de la paraestatal. Confiaba que el presidente Calderón atendiera el caso. La respuesta fue el mutis oficial y la asignación de nuevas y más redituables contrataciones para el grupo Abengoa, y en la vida pública, numerosos encuentros de Felipe Calderón y de su gobierno con el rey Juan Carlos y la realeza española.

Bajo los cuestionados esquemas de trabajo descritos por sus subcontratistas, el grupo ha recibido contratos para construir terminales, líneas de transmisión y subestaciones de la CFE; infraestructura, tratamiento de aguas, remediación de pozos, alarmas, automatizaciones, sistemas de control de emisiones y servicios tecnológicos para Pemex, entre otros.

Accionistas y gestores de alto nivel

Abengoa es una empresa de origen sevillano, fundada en 1941 por Javier Benjumea Puigcerver, fallecido en 2002. En las primeras décadas, junto con sus hijos Javier y Felipe Benjumea y sus sobrinos Joaquín Abaurre y José Luis Aya, manejó la firma como una pequeña empresa familiar, hasta que la fue capitalizando con contratos de los ayuntamientos y las relaciones públicas y políticas que iba tejiendo.

Diversas notas periodísticas de la prensa española documentan que bajo investigación de la Fiscalía Anticorrupción por una simulación en la compra de sus acciones –de Xfera por Telvet–, la familia Benjumea decidió abrir su negocio a influyentes personajes de la políticas y en la función pública de España, lo que además le garantizaba contrataciones gubernamentales. Actualmente, el directivo de mayor envergadura pública es Carlos de Borbón Dos Sicilias.

Nacieron el mismo año, se criaron bajo el mismo techo, se educaron en las mismas escuelas. Juan Carlos Alfonso Víctor María de Borbón y Borbón Dos Sicilias, sucesor de Francisco Franco, nació en Roma el 5 de enero de 1938. Su primo Carlos María Alfonso Marcelo de Borbón Dos Sicilias vino al mundo 11 días después. Cursaron juntos el bachillerato en Las Jarillas y luego en el Instituto de San Isidro, en Madrid.

A sus 26 años de edad, al morir su padre, el infante Alfonso de Borbón, Carlos se convirtió en jefe de la Casa Real de las Dos Sicilias, luego en duque de Calabria y también en conde de Caserta. Catorce años después, su primo Juan Carlos subía al trono de España, heredero de la Dinastía de Borbón.

En 1994, Juan Carlos le dio a su primo el título de infante de España, distinción que sólo se otorga a los hijos del rey y al príncipe de Asturias. Con dicho título, Carlos de Borbón recibe trato de alteza real. Así, Juan Carlos dejó clara la cercanía y confianza con su primo, según consideraciones de la prensa.

Carlos de Borbón es el hombre de los negocios del rey Juan Carlos. “Compagina su labor profesional, vinculada al mundo de las empresas y las finanzas, con la defensa de la naturaleza, y representa al rey en todas las actividades que el monarca le encarga”, cita su biografía en la página oficial de la Casa Real de Borbón (www.constantinianorder.org).

Amén de su parentesco, en los círculos empresariales a Carlos de Borbón se le identifica como el operador de los negocios privados del rey. De allí que se aluda a los beneficios que en aquel país se le han dado a Abengoa, como ahora se hace también en México, particularmente con la feria de contrataciones entregadas por el gobierno federal.

Además de su alteza real Carlos de Borbón Dos Sicilias, como reza el directorio de Abengoa, entre sus directivos y accionistas aparecen diplomáticos de carrera como Emilio Cassinello Auban; políticos y exministros de gobierno, como el de Presupuesto de Felipe Aznar, Ricardo Martínez Rico o Cándido Velasquez, del círculo estrecho de Felipe González o Paula Chaves Iborra, involucrada en un escándalo de tráfico de influencias para favorecer al consorcio con un contrato que le adjudicó su papá, Manuel Chaves, presidente del Partido Socialista Obrero Español, en su calidad de presidente de la Junta de Gobierno, para construir la Ciudad Digital de Almería, proyecto de 27 millones de euros del presupuesto público de esa localidad.

Contralínea solicitó entrevista con Luis Rancé para saber su postura respecto de la información planteada por los subcontratistas y su excolaborador en Abengoa. Hasta el cierre de esta edición, no hubo respuesta.
Fuente: Contralínea 221 / 20 de febrero de 2011

Ana Lilia Pérez / primera parte